Técnicas de Relajación Miofascial

La relajación miofascial es una técnica que engloba la evaluación y tratamiento del sistema muscular y fascial (tejido que envuelve a todas las estructuras corporales) para eliminar sus restricciones.
Estas restricciones se pueden producir por diversos mecanismos: pueden ser resultado de un traumatismo físico (por ejemplo, el impacto que recibe el cuerpo en un accidente de coche) o un traumatismo psíquico causado por estrés emocional.
El resultado es el acúmulo de estos traumatismos en forma de restricciones en el tejido miofascial, las cuales causan reacciones en distintas partes del cuerpo, pueden ser desde falta de movilidad hasta sensaciones como dolor, adormecimiento o debilidad. Estas restricciones da igual donde estén localizadas, se transmiten a través de todo el sistema miofascial, porque es continuo.

Por lo tanto, esta técnica trata el cuerpo de forma global, provocando estiramientos tridimensionales a base de ejercer leves presiones.
Es una técnica relativamente reciente, que comenzó en los Estados Unidos con John Barnes y está proporcionando buenos resultados clínicos y que, aunque comenzó de forma empírica, cada vez va consiguiendo un mayor soporte científico.

Sus aplicaciones van desde:

 

  • Dolencias del sistema musculoesquelético que cursen con síntomas de dolor amplio y difuso, que varíe de localización,
  • Alteraciones en el sueño.
  • Sensación de cansancio y de rigidez.
  • Cefaleas y vértigos.
  • Puede tener resultados sorprendentes en todo tipo de patologías y procesos del aparato locomotor.
  • Terapia profunda del dolor y la enfermedad.